En marzo de 2018 entro una nueva normativa que reduce a casi la mitad la concentración del principio activo en todos los raticidas que se comercilizan a nivel profesional y uso doméstico. Para el control de topillos aún está más complicado ya que no existe ninguno autorizado. Recientemente ha aparecido un repelente contra topillos que funciona muy bien.

BYETOP repelente de topos sin residuos
8,75 €

Precio IVA incluido